La Fiscalía Provincial Penal Corporativa de José Leonardo Ortiz solicitó siete años de prisión efectiva para un joven policía que el pasado 22 de enero hirió de bala a un presunto delincuente que le habría robado su celular cuando se dirigía a prestar su servicio policial.

En el requerimiento de acusación presentado por el fiscal Mario López Navarro se le imputa al SO3 PNP Evert Cueva Cueva (24) los presuntos delitos de lesiones graves y abuso de autoridad en contra del presunto hampón Jean Carlos Urrutia Suclupe (25), para quien el fiscal ha pedido dos años y seis meses de cárcel por el presunto delito de hurto agravado.

Para el abogado del efectivo acusado, Félix Chero Medina, la solicitud elevada al Poder Judicial es excesiva, pues Inspectoría de la Policía archivó el caso al considerar que no se vulneraba el régimen disciplinario.

“Ahora los policías que se defienden resultan acusados y los delincuentes resultan exonerados”, refirió Chero Medina.

El letrado sostuvo que este caso es similar al ocurrido con el suboficial Elvis Miranda en Piura, por lo que hizo un llamado al área de Asesoría Legal de la Policía a fin de que colabore en la defensa del efectivo Cueva Cueva, quien podría ir a prisión.

En tanto, el fiscal sostiene que se realizó un uso desmedido de la fuerza con un arma que le fue dada para el servicio público, extralimitando sus funciones.

Como se recuerda, el suceso ocurrió cuando el suboficial iba a bordo de una mototaxi hablando por teléfono. De pronto, entre las calles México y San Mateo (José L. Ortiz), un sujeto le arrebató el celular para luego fugar en otro vehículo. Según manifiesta Cueva Cueva, realizó dos disparos al aire y un tercer proyectil alcanzó el brazo izquierdo de Urrutia Suclupe.

Finalmente, este último fue capturado cuando intentaba ingresar a una vivienda. Tras registrarlo, la Policía halló el teléfono celular del agente escondido en sus partes íntimas.

Información: La República