Sunafil ha emitido 3 nuevos criterios inspectivos de cumplimiento obligatorio para todos sus inspectores, buscando uniformizar las investigaciones laborales y crear predictibilidad en la fiscalización.

 Dentro de los nuevos criterios adoptados, Sunafil indica que “el pago de las obligaciones laborales económicas se acredita con cualquier medio probatorio”.

Cesar Puntriano, socio del estudio Muñiz, señala que esto permitirá que empresas prueben haber cumplido con pagar a su trabajador con documentos como “la transferencia bancaria, entrega de cheque, consignación judicial, entre otras”.

Por otro lado, Sunafil indica que también se permitirá demostrar el pago a trabajadores mediante medios “informáticos”. Acerca de esto, Puntriano comenta que “la entrega de boletas, contratos, liquidaciones de participación en utilidades legales, liquidaciones de depósito de CTS, entre otras” se podría realizar mediante este medio”, reduciendo costos y haciendo más fácil de probar la entrega de boletas de pago, cuya entrega ahora constaría digitalmente, sin existir la posibilidad de extraviarse.

Concurrencia de infracciones de falta de pago y entrega de boleta de pago

Por otro lado, Sunafil ha señalado que cuando un empleador no cumpla con pagarle a su trabajador y además no le entregue boleta de pago como resultado de esta falta de pago, solo se le sancionará por la infracción que resulte más onerosa.

Puntriano comenta que “en este caso la falta de pago de la remuneración” sería la “infracción de mayor gravedad”, por lo que las empresas solo tendrían que pagar la multa resultante de este incumplimiento.

En ese sentido, se elimina la posibilidad de una doble sanción por el mismo acto con relación a la falta de pago a los trabajadores.

No contar con reglamento de seguridad y salud en el trabajo

Finalmente, la Sunafil ha declarado que no contar con el reglamento de seguridad y salud en el trabajo el empleador habrá cometido una infracción muy grave, sancionada hasta con 45 UIT.

Al respecto, Puntriano recuerda a las empresas que “en caso el Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo hubiera sido aprobado de manera incompleta el inspector no considerará ello como infracción muy grave sino como falta leve”, lo cual es sancionable con una multa de hasta 13.5 UIT.

Información: Gestión

 


Más Leído